martes, 2 de agosto de 2016

APARADOR BLANCO

 Este aparador ya hace algunas semanas que está listo. los que me seguís no se si recordais las sillas y la mesa que lo acompañan.
 Se trata de un aparador probablemente de los años 60.


Aunque el espejo y las patas si son de madera de castaño, las puertas, paneles laterales y el sobre son chapas barnizadas en poliéster, lo que no me deja mucho márgen de maniobra.

Lacado en blanco y con el interior en gris, y algunos toques de amarillo para enlazar con la tapicería de las sillas.
Creo que ganamos mucha luz, y si además va en una casa de piedra el resultado puede ser genial.

Entre máquinas de coser y baúles ando.....

4 comentarios:

  1. Soy seguidora incondicional de tu blog, y decirte que cada día te superas. Espectacular este trabajo, de hecho, en mi casa tengo dos iguales recogidos del vertedero, uno lacado en blanco y otro en verde gustaviano. Por último, desearte mucha suerte y prosperidad en los proyectos venideros.

    ResponderEliminar
  2. Pues me encanta el resultado, el conjunto ha quedado precioso y como bien dices, con esas paredes de piedra que me chifla, no podían quedar mas originales los muebles, felicidades¡¡
    Espero tus próximos proyectos...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ni de nuevo fue tan bonito como ahora , Le has quitado años y luce un montón. Te felicito. Bss

    ResponderEliminar